Bajar de peso es actualmente una de las principales preocupaciones de la gente, por esta razón se ha extendido el uso de diversas técnicas y estrategias para acelerar la pérdida de peso y recuperar tu figura ideal, una de estas técnicas es la de usar imanes para bajar de peso, sin embargo, su efectividad aún no ha sido comprobada.

¿Qué es la terapia de imanes para bajar de peso?

La magnetoterapia o el biomagnetismo, es una tipo de medicina alternativa que ha sido catalogada como pseudociencia por los practicantes de la llamada medicina occidental ya que la eficacia de sus tratamientos no ha sido comprobada a pesar de que se han realizado numerosos estudios para determinar su utilidad en el tratamiento de diversas dolencias, particularmente se ha estudiado los efectos que este tipo de tratamientos pudieran tener en los procesos hormonales y metabólicos de los pacientes, lamentablemente dichos estudios no han arrojado pruebas tangibles de mejoría o aprovechamiento alguno por parte del organismo de estas supuestas energías sanadoras.

Esta pseudo ciencia basa sus fundamentos en el principio de la bio electricidad que produce naturalmente nuestro organismo y que, ayudados por la teoría de otra pseudo ciencia conocida y muy popular como es la acupuntura, explica que la bio electricidad de nuestro organismo se acumula alrededor de ciertos puntos de presión donde esta energía genera ciertos polos magnéticos que son susceptibles de manipular al usar imanes en dichas zonas o puntos de presión con el fin de repeler o combatir cierto tipo de energías ayudándose de los dos polos de los imanes según sea el caso.

Es decir, si la energía que se está acumulando o generando algún problema en el organismo tiene una carga negativa entonces el terapeuta usará el polo positivo del imán para dispersar esa energía acumulada permitiendo que la energía de la vida fluya y sea aprovechada por el cuerpo.

Información importante sobre el uso de imanes para bajar de peso

En una publicación de una respetada revista de medicina un médico dio su opinión acerca de estos tratamientos para la reducción de la grasa corporal indicando así su opinión al respecto: si por alguna razón la persona llegara realmente a perder peso en estos periodos de 4 meses que prescriben esos supuestos terapeutas, sería más por razones metabólicas o por alguna dieta que la persona estuviera haciendo que por el uso de estos imanes y sus supuestas bondades medicinales.

¿Cómo se supone que se usan los imanes para bajar de peso?

En base a la teoría previamente explicada los terapeutas que usan los tratamientos de biomagnetismo sostienen que el polo negativo de los imanes tiene una propiedad alcalinizante sobre nuestro organismo permitiéndonos eliminar las grasas de nuestro cuerpo al anular los ácidos grasos libres.

Además los expertos sugieren que existen puntos de presión en nuestros pies estudiados a fondo dentro de la acupuntura que supuestamente no usamos al caminar y es donde se acumulan los iones negativos que afectan a nuestra salud, razón por la cual se usan imanes en esos puntos por al menos 30 minutos al día hasta que se vean los resultados, para comenzar los terapeutas n resultados favorables se aumenta el tiempo de exposición de los campos magnéticos por periodos hasta de 2 horas y se aplica este tratamiento por dos meses más.

El tratamiento consiste en usar uno anillos de silicona donde se colocan unos pequeños imanes y estos se usan en los dedos gordos de los pies justo en el centro de los mismos donde no se aplica presión al caminar, los anillos magnéticos deben usarse por al menos una hora al día por períodos de hasta dos meses consecutivamente.

Existe otro uso de la magnetoterapia para la pérdida de peso que consiste en colocar imanes en el oído en un punto de presión de la acupuntura que supuestamente le va a permitir al paciente librarse de la ansiedad de comer, el tratamiento consiste en usar dichos imanes en un punto preciso del oído izquierdo por al menos 30 minutos al día para combatir la ansiedad y regular la acumulación de los iones negativos en esta área de nuestro cuerpo.

Existe otro tratamiento en el que se aplican imanes a las pulseras que las personas deben llevar en todo momento con el fin de regular su energía bio eléctrica y eliminar las grasas libres así como el colesterol en la sangre.

También existen imanes que se usan en el ombligo con el fin de regular los procesos digestivos de la persona.

Incluso existen algunos terapeutas (inescrupulosos en mi opinión), que venden a sus pacientes agua magnetizada para que la tomen junto a sus comidas de manera que logren supuestamente regular los procesos digestivos y al mismo tiempo eliminar los ácidos grasos libres de los alimentos ingeridos (nótese la similitud de este tratamiento con los tratamientos homeopáticos donde se usa agua que se deja por la noche a la luz de la luna o en el día a la luz del sol con el fin de usar dicha energía lumínica para sanar el organismo).

Es importante destacar que los terapeutas que usan esta supuesta disciplina de la medicina para tratar a sus pacientes con casos de obesidad siempre recomiendan a dichos pacientes que realicen cambios de hábitos alimenticios y les invitan a comenzar a realizar actividades deportivas con el fin de mejorar su salud, cosa que sin necesidad de estar usan ningún imán podría ayudar a las personas a bajar de peso por sí mismas.

Existe además una teoría según la cual los polos de los imanes tienen diferentes efectos sobre nuestro metabolismo al colocarlos en nuestra garganta específicamente sobre la glándula tiroidea de manera que podamos impulsar a nuestro metabolismo en la dirección que queremos, esta teoría asegura que para acelerar nuestro proceso metabólico debemos colocar el polo positivo del imán sobre la glándula por un período de tiempo determinado mientras que si lo que se desea es ralentizar los procesos metabólicos debemos usar el polo negativo del mismo, y descubre si funciona la auriculoterapia para bajar de peso.