Saltar al contenido

El Aceite NATURAL que CURA el CÁNCER

5000 personas han dedo testimonio de que éste remedio natural, realmente funciona y cura el cáncer. Una receta que tras noventa días de tratamiento es capaz de matar cualquier tipo de tumor presente en el cuerpo. 

Rick Simpson ha causado controversia por el aceite que ha desarrollado a partir de cannabis. Estudios recientes afirman que la marihuana realiza una desaceleración drástica en el crecimiento de sus tumores; por lo que Simpson decidió investigar más sobre el tema y desarrolló un aceite esencial de marihuana que incluso probó en si mismo (al ser diagnosticado de cáncer) como un tratamiento que incluso le permitió dejar de tomar medicamentos y empezar a comer aceite de cannabis exclusivamente. 

El aceite pudo controlar el dolor, la presión arterial, y permite conciliar el sueñoEl tetrahidrocannabinol ha permitido eliminar protuberancias en el cuerpo de Rick Simpson  por lo que también extendió su “tratamiento” hacia otras personas.hqdefault (1)

Simpson comenzó a dar a la gente con cáncer, el aceite de cannabis para que lo ingiriera y la gran mayoría presentó mejoras en su salud de manera radical, incluso los pacientes con cáncer terminal Etapa 4 milagrosamente tienen de vuelta a la salud.

Además el aceite puede curar las úlceras diabéticas con una aplicación tópica, cura la diabetes y permitió a algunos pacientes dejar de usar la insulina. Simpson mantuvo el tratamiento de los pacientes hasta que tuvieron franca mejoría. Por desgracia, no todo el mundo se salva cuando consume el aceite.

Simpson estima que su tasa de éxito con los pacientes con cáncer terminal es de aproximadamente 70%

“Los que no se pueden curar son generalmente los que han tenido más quimioterapia aplicada y radiación, o  que esperan demasiado tiempo para iniciar el tratamiento”, dice.

cannabis-infused-olive-oil-recipe-thcfinder-950x575

“Tienen que ser capaces de mantenerse con vida el tiempo suficiente para que el aceite empiece a trabajar.” De hecho, la mayoría de los pacientes que se someten a quimioterapia mueren por el tratamiento, no la enfermedad.