Para nuestra consternación la gran mayoría de las veces nosotros mismos somos los culpables de las enfermedades que nos sobrevienen y sobre todo del sobrepeso que tenemos y esto es así debido a los alimentos que tomamos diariamente y debido al desconocimiento de cuáles son los alimentos no saludables que consumimos, por esta razón en este artículo te explicaremos cuáles son esos alimentos no saludables y el porqué.

¿Qué son los alimentos no saludables?

Son una serie de alimentos principalmente procesados y envasados de manera industrial que, debido a la composición química de los mismos, los ingredientes utilizados o simplemente el tratamiento que se les da cuando están siendo procesados los convierten en una amenaza para nuestra salud a largo plazo.

Información importante sobre los alimentos no saludables

Muchos de los alimentos que vamos a mencionar a continuación probablemente están abarrotando tu alacena en este preciso instante así que no te asustes no porque los comas te vas a enfermar en el acto, la razón por la que hacen tanto daño es porque las personas los comen demasiado seguido y el daño se va acumulando pero si cambias tus hábitos alimenticios podrás contrarrestar los efectos adversos que ocasionan estos alimentos en poco tiempo así que vamos a hacer un esfuerzo para vivir mejor y tener mucha salud.

¿Cuáles son los alimentos no saludables?

Lo primero que quiero incluir aquí son las malvadas papas fritas y snacks: son de entre todos los alimentos no saludables, sin lugar a dudas el peor; contienen grandes cantidades de grasas de mala calidad que  dañan nuestra salud lentamente al quedar alojada en nuestras venas y arterias.

Lo peor del caso es que estas grasas no sólo son de mala calidad sino que además pueden llegar a ser cancerígenas ya que se ha demostrado que las frituras contienen grasas trans que son casi imposibles de digerir y pueden llegar a ocasionar cáncer en las personas.

Otra razón para evitar los snaks es el hecho de que contienen cantidades estratosféricas de sodio y no se trata simplemente de cloruro de sodio sino de una combinación de esta sal y otras sales mono sódicas y di sódicas que tienen la función de acentuar los sabores de los alimentos, al comer alimentos a los que se les ha adicionado estos acentuadores de sabor la lengua de las personas sufre un ligero cambio que es la dilatación de las papilas gustativas.

Se trata de una simple expansión de estos micro órganos que todos tenemos en nuestras lenguas y que al aumentar su superficie de exposición hacia los alimentos hace que los sabores sean mucho más intensos por lo que las personas sienten mucho más placer y gusto por comer estos snaks.

Sin embargo, el hecho de que sean sales mono sódicas y di sódicas y que no contengan cloro en su composición química hace que las personas no puedan detectar el exceso de sodio que están consumiendo y que podrían provocar problemas graves en su salud, como por ejemplo, bajos valores de glóbulos rojos en sangre e hipertensión arterial.

Otra sustancia nociva que contienen estas papas fritas y snacks son las llamadas acrilamidas que son un compuesto químico que surge debido a la sobre exposición al calor de carbohidratos como el almidón presente en las papas, yucas y plátanos usados normalmente para fabricar estos snacks, esto ocurre gracias a la conocida “Reacción de Maillard” principalmente cuando el almidón es sometido a temperaturas superiores a los 120 °C o cuando están a temperaturas elevadas por demasiado tiempo.

Lo que les da el color, olor y sabor típico de las frituras, recientes estudios científicos han demostrado que estas sustancias además de promover la aparición de tumores cancerígenos, provocan problemas a nivel de la corteza cerebral afectando principalmente el tálamo cerebral y el hipocampo, que son órganos importantes del sistema nervioso  encargados de la memoria y el aprendizaje.

También se ha detectado que afecta la fertilidad del hombre y en dosis tan altas como 150 mg por kilo de peso de la persona resulta mortal, estas sustancias son usadas en la industria del cosmético, para la obtención de colorantes en la industria textil entre otros.

Las margarinas: son alimentos que se crearon en un principio para imitar a la mantequilla que se elabora principalmente con la grasa y los sólidos en suspensión provenientes de la leche de vaca y otros animales de granja, el caso es que para lograr esta imitación tuvieron que utilizar aceite vegetal y someterlo a un proceso químico llamado hidrogenación para darle esa consistencia semisólida al aceite vegetal.

Este proceso de hidrogenación es conocido por promover la aparición de grasas trans en los lípidos por lo que convierten a la margarina en un alimento no muy recomendable, otra cosa que debemos tomar en cuenta es que el aceite usado normalmente para elaborar la margarina tampoco es de muy buena calidad para empezar ya que se suele usar aceite de palma que es rico en ácidos grasos saturados que son demasiado difíciles de digerir y suelen aumentar los niveles de colesterol malo en la sangre.

Las bebidas gaseosas y zumos envasados: son terriblemente negativas debido a su altísimo contenido de azúcar, cafeína y ácido cítrico lo que se combina para ocasionar varios problemas de salud además de la obesidad y la diabetes.

Los cereales de caja: contienen las anteriormente mencionadas sales mono y di sódicas además de grandes cantidades de azúcar por lo que no son realmente un buen alimento para nuestros niños y menos aún los que llevan colorantes y sabores artificiales.

Helados: los primeros helados de la historia fueron fundamentalmente saludables ya que las personas simplemente congelaban zumos de frutas azucarados para comerlos luego como helados, pero hoy en día se han convertido simplemente en una mezcla de agua colores y sabores artificiales y azúcar que no proveen ningún nutriente real, esto sin mencionar los helados cremosos para los que usan aceites vegetales y sabores artificiales para imitar el sabor y la textura de la crema de leche y el chocolate.

Bebidas deshidratadas: estas populares bebidas se fabrican usando principalmente ácido cítrico, endulzantes artificiales, sabores y colores artificiales además de azúcar, saque usted mismo sus conclusiones.

Por último quiero mencionar las chacinas o carnes en conserva fabricadas de forma industrial que la gente conoce como embutidos o por sus populares nombres, mortadela, chorizos, jamón, tocineta, salchichón entre otros, estos alimentos altos en grasa todos ellos, también contienen grandes cantidades de sal además de nitritos y nitratos que son sustancias químicas usadas para inhibir el crecimiento de microorganismos en las carnes tanto aeróbicos como anaeróbicos.

Por qué es negativo consumir estas llamadas “sales de cura” porque en cantidades abundantes son dañinas para el ser humano y las personas consumen constantemente estos productos cárnicos lo que va acumulando lentamente el daño, si consumimos estos productos de forma esporádica no hay problema pero la cosa cambia si los comemos a diario, la razón de que se usen estas sales en la elaboración de estos productos (además de evitar a los microorganismos patógenos claro).

Es que le da esa coloración rosada a la carne que tan atractiva nos parece a los consumidores lo que le da un alto valor funcional a este micro-ingrediente de los embutidos, otra sustancia que se les agrega a los embutidos es el tripolifosfato de sodio es un compuesto químico que se usa en pequeñas proporciones para lograr que la carne aumente su capacidad de retención de agua lo que les da mayores ganancias a las empresas productoras.

Pero estas sustancias debemos consumirlas en cantidades mínimas ya que pueden ocasionar problemas a la salud y para que tengan un punto de comparación les revelaré un dato, el tripolifosfato es el ingrediente principal de los jabones en polvo cheque esto en google y verán. Visita también Qué comer para bajar de peso en una semana.