El secreto de la felicidad absoluta es tener una figura ideal sin tener que cuidar constantemente lo que estamos comiendo y la verdad es que nosotros queremos que tengas una vida feliz y absolutamente plena, por eso aquí te contamos el secreto mejor guardado en todo el mundo, ven y descubre como bajar de peso sin dejar de comer.

¿Qué es bajar de peso sin dejar de comer?

Lo que muchas personas alrededor del mundo ignoran es que lo que los engorda no es tanto lo que comen sino qué tan constantemente lo comen, es decir, si en nuestra dieta diaria prevalecen los carbohidratos y las proteínas (como en la dieta de casi todo el mundo), entonces vamos a sufrir distintas enfermedades como colesterol alto, problemas respiratorios, problemas cardiovasculares, diabetes entre otros, esto debido a las carencias de nuestra dieta, razón por la cual el secreto de bajar de peso y tener un peso ideal a lo largo del tiempo no es dejar de comer o comer poco sino más bien comer de manera saludable y balanceada.

Información importante sobre bajar de peso sin dejar de comer

Para nadie es un secreto que la comida es nuestra principal fuente de energía, lo que sí podría parecer un secreto (debido a que la mayoría de la gente lo desconoce), es qué hace exactamente nuestro cuerpo con esa energía, pues a continuación lo explicaremos a fondo.

Existen tres funciones principales de nuestro organismo que dependen directamente de la energía que obtenemos a través de los alimentos y son los siguientes:

Efecto termogénico:

El efecto termogénico de los alimentos es el coste en energía de nuestros procesos digestivos normales y la energía empleada en dichos procesos varía según los alimentos consumidos así como la regularidad de las comidas y las cantidades consumidas, sin embargo, es importante destacar que en este proceso difícilmente se pierde el 10 % de la energía diaria total que consumimos por lo que es el que menor gasto de energía nos procura, la energía que se gasta en este proceso se divide en dos partes, la principal es la energía gastada en los procesos de digestión, almacenamiento de energía, transporte almacenamiento y distribución de nutrientes etc. Mientras que la otra parte de la energía consumida va hacia el sistema nervioso simpático.

El metabolismo Basal:

Este metabolismo es el encargado de los procesos y funciones vitales normales de nuestro cuerpo, respiración, circulación sanguínea, temperatura corporal, procesos sinápticos etc. Y la energía consumida por este metabolismo va a depender de diversos factores como lo son el sexo de la persona, su peso, estatura, la edad, situaciones especiales como alguna enfermedad o el estado de gestación de una madre etc. Sin embargo, siempre va a constituir un gasto de energía de entre el 60 y el 75 % del total consumido al día lo que coloca al metabolismo basal en el principal consumidor de nuestra energía obtenida de las comidas tomadas al día.

La actividad física:

La actividad física que podamos ejercer durante el día ya sea de forma consciente o inconsciente constituye el segundo lugar en nuestros gastos energéticos diarios y es la más variable de las tres por obvias razones (pero si no son tan obvias las escribo aquí: muchas personas tienen estilos de vida sedentarios donde realizan muy poca o cero actividad física, sin embargo el hecho de conducir tu automóvil constituye un gasto de energía acumulativa que va mermando tus reservas diarias, por lo que la diferencia entre la energía consumida a través de la actividad física por una persona sedentaria siempre va a ser muy inferior a la de un deportista y la de una persona normal que camina hacia su trabajo o va en bicicleta también tendrá mayores gastos de energía que la persona sedentaria), esto hace que no haya un estimado claro de la energía consumida a través de la actividad física.

¿Cómo bajar de peso sin dejar de comer?

En realidad es muy sencillo, simplemente debemos aprender a llevar una dieta balanceada y alternarla con una rutina de ejercicios suave pero constante a lo largo del tiempo. Diversos estudios han demostrado que esta es la manera más eficaz de bajar de peso (y estoy hablando de demostrado científicamente con resultados cuantitativos exactos), lo que varía en dichos estudios es la velocidad con la que las personas pierden peso usando este método ya que hay diversos factores que influyen en el porcentaje de masa perdida después de cierto tiempo, factores como la intensidad de los ejercicios o la duración de las rutinas de ejercicios, las cantidades de comida suministrada a los sujetos de prueba, la variedad o falta de ella de los alimentos consumidos por los mismos etc.

Esto no quiere decir que no debemos poner de nuestra parte cuando queremos bajar de peso sino todo lo contrario, debemos en primer lugar, documentarnos acerca de cómo balancear adecuadamente nuestras comidas, en segundo lugar, desechar nuestros hábitos alimenticios poco saludables como comer fuera de casa, comer productos de bollería en exceso, consumir sal en exceso, tomar bebidas y refrescos procesados, beber licor en exceso, fumar etc. En tercer lugar abandonar nuestros hábitos sedentarios y comenzar a realizar actividad física diariamente y si es a la luz del sol todavía mejor porque esta tiene el efecto de activar en nuestra piel el proceso de síntesis de la vitamina D, que es esencial para nuestra salud.

Es necesario hacer dieta si queremos bajar de peso, sin embargo se trata solamente de consumir menos cantidad de calorías de las que nuestro peso corporal requiere para su normal funcionamiento de manera que nuestro cuerpo disponga del exceso de grasa disponible en nuestro cuerpo para reponer los niveles de energía requeridos para nuestro trajinar del día a día, sin embargo, esto no quiere decir que debemos consumir únicamente frutas y verduras durante semanas para bajar de peso.

Hacer eso solamente agravaría nuestras deficiencias nutricionales que sin duda debemos estar padeciendo al consumir una dieta que nos ha hecho engordar por lo que es recomendable simplemente restringir las cantidades de alimentos distribuyendolos entre varias tomas al día espaciadas entre sí con el fin de combatir la ansiedad y cubrir a cabalidad nuestras necesidades nutritivas y energéticas normales, y descubrir la dieta de frutas para adelgazar.