Sin duda al leer el título de este artículo pensarás: “pero si adelgazar 3 kilos en 2 semanas es muy poco peso para que valga la pena usar este método”, pero lo realmente importante no es cuanto peso vas a perder en 15 días sino el hecho de que en cuanto lo hayas perdido se quedará así no volverás a ganar esos tres kilos en una semana más.

Ese peso lo habrás perdido para siempre y lo mejor de todo es que tú bien puedes seguir usando este método de forma continua para lograr perder 6 kilos en un mes o hasta 12 kilos en 2 meses, vale la pena intentarlo, sigue leyendo y verás.

Información importante acerca de cómo adelgazar 3 kilos sin temor al efecto rebote

Pues, se trata de un efecto secundario producido por el uso que algunas personas dan a un determinado tipo de dietas y programas alimentarios restrictivos que resultan demasiado difíciles de seguir ya que te reprimen casi cualquier alimento que contenga grasa, azúcar, sal y en ocasiones hasta te restringen también las cantidades de proteínas que puedes comer.

Al hacer esto estás fomentando una alimentación exageradamente desbalanceada que puede tener repercusiones en tu salud no solamente en tu peso, lo molesto del caso es que en realidad hacer esto sí funciona, es decir, si se logre el objetivo de perder peso, sin embargo, en cuanto la persona deja de llevar este programa o dieta y comienza a integrar en su dieta todos aquellos alimentos que le habían estado vetados.

La persona recupera con demasiada rapidez el peso que con tanto sacrificio había perdido y hace que sus esfuerzos hayan sido totalmente nulos y también es la razón por la que recibió ese nombre el efecto rebote porque comparan el peso de la persona con una pelota que al lanzarla lejos rebota y vuelve al lugar de partida sin que aparentemente haya cambiado nada en realidad.

¿Qué es eso de adelgazar 3 kilos sin temor al efecto rebote?

Se trata de que definitivamente elimines ese sobrepeso y lo dejes atrás, pero desde ya te prevengo de que no va a ser solamente cocer y cantar, deberás poner mucho de tu parte y cambiar muchos de tus hábitos alimenticios que hasta ahora te habían llevado a ganar peso lentamente pero de manera constante.

¿Cómo adelgazar 3 kilos en 15 días sin temor al efecto rebote?

En realidad es muy sencillo, primero comencemos por dejar de subir peso y lo haremos de la siguiente manera:

Cambia los embutidos por carnes frescas no procesadas: la carne como todos sabemos es un elemento indispensable en una dieta balanceada, sin embargo, esto no cambia el hecho de que unas carnes son mejores que otras a la hora de medir sus propiedades nutritivas ya que unas aportan mayor cantidad de energía que otras y unas son más fáciles de digerir que otras.

Te daré un ejemplo referente a los embutidos, un buen corte de carne de res magro de unos 200 gr te puede aportar hasta 20 gr de grasa sin que te des cuenta de esto, pero por el contrario los embutidos como el fiambre, la mortadela, los chorizos y el tocino ahumado te pueden aportan hasta 80 gr de grasa animal de la peor calidad por cada 200 gr lo que equivale a un aporte calórico desproporcionado en comparación con la cantidad de comida que estás tomando.

Las carnes blancas son sin lugar a dudas la mejor elección a la hora de escoger una fuente de proteínas para nuestra dieta, sin embargo, un corte de carne de res fresca lo más magra posible siempre va a ser preferible que comer embutidos hechos de carnes rojas con excesos de grasa y sal.

Dile no a los refrescos y bebidas envasadas: la razón es simple, contienen cantidades ingentes de azúcar otra serie de compuestos no tan naturales como olores y sabores artificiales que la verdad es que no contribuyen a mejorar tu salud.

Si bien es verdad que el azucar te engorda también es verdad que una dieta verdaderamente balanceada deberá llevar necesariamente azúcar pero en cantidades fácilmente manejables por tu organismo, así que si quieres tomar zumo de frutas que sea natural y por supuesto con poca azúcar, después de todo el zumo natural siempre es más dulce.

Desecha de tu vida las frituras y los snacks: bien todo el mundo sabe que las frituras contribuyen en gran medida a que engordes pero nadie te ha contado específicamente porque, pues yo te lo voy a contar, las frituras y los snacks se fríen normalmente con aceites vegetales de baja calidad para que los costos de producción sean bajos, estos aceites que por lo general vienen de la conocida palma aceitera son ricos en ácidos grasos saturados que resultan muy difíciles de digerir por nuestro estómago.

Pero además de esto al ser sometidos a calor constante y ser reutilizados una y otra vez estos ácidos grasos sufren una transformación que les hace prácticamente imposibles de digerir y ¿cómo se llaman estos ácidos grasos?

Pues son las temidas grasas trans, estas grasas al no poder ser digeridas se van acumulando poco a poco en nuestro cuerpo y arterias aumentando nuestro peso de manera subrepticia y generando toda una serie de problemas de salud que pueden incluso desencadenar en la muerte de la persona, lo que en mi humilde opinión es razón suficiente para no querer verlos en nuestro plato nunca más.

Bajarle dos al licor: bueno aquí no me voy a extender demasiado, las bebidas alcohólicas no sólo tienen la desventaja de inhibir la conducta de las personas sino que además cuentan con un muy alto valor calórico lo que sin duda es malo si lo que pretendemos es bajar de peso.

En una cerveza vas a encontrar un mínimo de 43 calorías, contra las 0 calorías que te puedes llevar al beberte un vaso de agua creo que la cerveza va perdiendo, pero ahora te diré que en 100 ml de vino tinto puedes encontrar hasta 120 calorías y en una copita de vodka de unos 70 ml tienen hasta 141 calorías lo que sin duda te dará pie a pensar un poco en lo que este exceso de calorías le puede hacer a tu cuerpo.

Bueno al detener nuestro incremento de peso progresivo lo que nos queda por hacer es deshacernos del peso extra que cargamos encima y no es tan complicado como pueda parecer sólo requiere disciplina y un buen criterio al hacer las compras de la casa.

Primero debemos asegurarnos de tomar una dieta perfectamente balanceada, sin excluir nada incluso las grasas pero de buena calidad y en poca cantidad deben formar parte de nuestro menú, lo que debemos hacer para que podamos perder peso sin dejar de comer de forma balanceada es cuantificar nuestro gasto energético diario y reducirlo en unas 500 a 800 calorías para que por cada semana podamos perder entre 300 y 500 gr de peso sin ninguna dieta.

Simplemente tomando menos calorías de las que nuestro cuerpo necesita al día para su normal funcionamiento, ¿cómo calcular cuántas calorías necesita mi cuerpo al día?

Fácil para el hombre el cuerpo necesita 33 calorías por kg de su peso actual y la mujer necesita 30 calorías por kg sólo es  cuestión de multiplicar y listo ya sabes cuántas calorías necesitas, por ejemplo una mujer que pesa 70 kg va a necesitar al día 2100 calorías por día si rebajamos 500 calorías deberá tomar comidas a lo largo del día por un valor calórico de 1600 calorías en total.

La tercera parte de nuestro plan es activarnos en los deportes si tomamos una pequeña merienda que incluye unos 30 gr de carbohidratos una media hora antes de comenzar con nuestra rutina de ejercicios esto favorecerá nuestro rendimiento durante el esfuerzo y también la quema de grasa, puede ser un batido rico en proteínas y carbohidratos si lo prefieres.

Luego realizamos ejercicios anaeróbicos (pesas o usar las máquinas del gym), por media hora y luego hacemos cardio y ejercicios aeróbicos por otra media hora podremos perder hasta 1,2 gr de grasa por minuto de ejercicio realizado lo que sumado van a ser unos 70 gr de peso eliminados por día, saca la cuenta y verás cuánta grasa podrás eliminar en tan sólo quince días, claro tienes que esforzarte mucho por conseguirlo pero tanto tú como yo sabemos que el esfuerzo vale la pena. Visita también Te revelaremos los secretos para adelgazar definitivamente.