Actualmente el sobrepeso y la obesidad son los problemas más preocupantes que sufre la población mundial debido principalmente a los inadecuados hábitos alimenticios que se han ido instalando en las diversas culturas, por esta razón a continuación te daremos el secreto de cómo adelgazar 20 kilos para que puedas recuperar tu figura, mejora tu vida, ganes en salud y en vitalidad.

¿Qué es adelgazar 20 kg de forma saludable y sin riesgos?

Se trata de realizar un cambio en tus hábitos alimenticios y en tu estilo de vida de forma permanente para que puedas perder esos 20 kilos de una manera sana y lo más rápidamente posible. Para empezar debes tener claro que las dietas milagro no existen y que si te matas de hambre para adelgazar lo único que vas a lograr es pasar unos días horribles de sufrimiento y hambre atroz para tener al final sino el mismo, un peso mayor, razón por la cual te recomendamos que no suprimas ningún alimento sino que más bien comas todo tipo de comidas sanas pero de manera balanceada y lo acompañes con un cambio en tu rutina diaria como comenzar a dar paseos de 30 minutos todos los días para que el gasto calórico por actividad física aumente y te permita bajar de peso un poco más rápido.

Información importante sobre adelgazar 20 kilos de forma saludable y sin riesgo

Lo primero que debes tomar en cuenta es que para lograr un cambio tan drástico en tu organismo como es la disminución de la masa corporal en 20 kilitos redonditos no es ningún moco de pavo y no vas a poder conseguirlo en un plazo corto de tiempo. Según estudios científicos, la forma más segura de bajar de peso es hacerlo de forma gradual en periodos prolongados de tiempo, o dicho de una forma más sencilla, lo más recomendable es ir perdiendo entre 0,5 y 0,8 kilogramos por semana para asegurarnos de que la pérdida de peso realmente sea permanente y saludable para nuestro organismo, lo que se traduce en perder 20 kilos en un periodo no mayor a diez meses.

Ustedes se preguntarán ¿Por qué esto debe ser así? Y la respuesta es muy sencilla, porque nadie puede pretender perder todo el sobrepeso que ha ido acumulando a lo largo de los años en un periodo de tiempo ridículo sin que esto afecte seriamente su salud.

Piénsalo bien, tú sobrepeso se ha ido incrementando de manera gradual por años y años de excesos y sedentarismo, lo que quiere decir que un periodo de tiempo inferior a un año no debe representar para ti un periodo de tiempo excesivo sino más bien uno corto. Y ciertamente perder peso de forma gradual trae muchas ventajas.

Algunas de estas ventajas son: eliminación gradual de las reservas de grasa, evita la pérdida de la musculatura, y podemos controlar el gasto de calorías de nuestro metabolismo basal al no tomar comidas excesivamente hipocalóricas ya que si tomamos muy pocas calorías con nuestros alimentos nuestro metabolismo basal comenzará a racionar la energía gastada para compensar la poca ingesta de calorías reduciendo el éxito de nuestro esfuerzo por adelgazar.

Lograr bajar tanto peso como lo son 20 kilos no es una proeza menor, ni mucho menos, y tiene mayor relevancia si lo logras de forma sana y segura ya que no vas a tener que temerle al tristemente célebre efecto rebote que acompaña a todas aquellas dietas milagrosas de una o dos semanas.

Diversos estudios científicos han comprobado que perder peso de forma gradual a través de una alimentación balanceada permite conservar el peso ideal a lo largo del tiempo con un esfuerzo mínimo por parte de la persona y le permite disfrutar de diversas ventajas como lo son: la mejora de la calidad de vida, por ejemplo, aumento en la movilidad, aumento de la vitalidad, aumento de la capacidad pulmonar, la prevención de enfermedades crónicas como la diabetes tipo 2, la hipertensión, problemas cardiovasculares, la artrosis o problemas endocrinos, la apnea del sueño, e incluso reduce las probabilidades de sufrir un ACV o accidente cerebrovascular.

¿Cómo adelgazar 20 kilos de forma saludable y segura?

El secreto para perder 20 kilos es muy sencillo, simplemente debes comer de forma balanceada y saludable, es decir, en cada comida debes incluir los cuatro grupos principales de alimentos que son como bien sabemos, carbohidratos (preferiblemente integrales), como el pan, arroz, maíz, trigo etc. Legumbres frutas y verduras, las proteínas, y las grasas, sin embargo, el incluirlos todos no quiere decir que vas a comer en exceso ni mucho menos, sino en las porciones recomendadas por tu nutricionista, además debes tomar en cuenta que hay alimentos que debes evitar debido a que perjudican tu salud y malogran tus procesos digestivos, estos alimentos son:

Las frituras:

Aunque te hemos dicho que debes incluir grasas en tu dieta, las frituras no son el tipo de grasa más saludable que puedes comer, porque al someter los aceites vegetales a altas temperaturas estos usan el calor como catalizador para saturar completamente las cadenas carbonadas transformado ácidos grasos mono insaturados y poli insaturados en ácidos grasos saturados que son extremadamente difíciles de digerir razón por la cual son lanzados directamente al torrente sanguíneo donde se van acumulando y van propiciando problemas cardiovasculares y respiratorios.

Peor aún es cuando usan aceites viejos para freír los alimentos como es el caso de las papas fritas en todos los restaurantes de comida rápida ya que al estar sometidos a altas temperaturas constantemente los ácidos grasos saturados que normalmente tienen un enlace simple de configuración cis pasan a tener un enlace simple de configuración trans, sí, las temidas grasas trans que son virtualmente imposibles de digerir y que son responsables de infinidad de enfermedades crónicas son muy abundantes en las frituras razón por la cual siempre se han prohibido su consumo en dietas y regímenes alimenticios saludables.

Los snacks:

Aparte de que estos normalmente entran en la categoría de frituras y presentan todos los problemas alimenticios antes mencionados, los snacks pre empaquetados tienen un altísimo contenido de sodio, lo que contribuye no solo a aumentar el riesgo de padecer hipertensión sino que también aumenta la capacidad de nuestro organismos de retener líquidos aumentando nuestro peso y dificultando nuestro trabajo de determinar la cantidad de peso que hemos podido ganar o perder al estar haciendo nuestros cambios de hábitos alimenticios.

Las bebidas envasadas y las gaseosas:

Debemos detener totalmente el consumo de este tipo de bebidas debido a que contienen altas cantidades de azúcar lo que nos va a dificultar el trabajo a la hora de bajar de peso y además muchas de ellas contienen altas cantidades de ácido cítrico, seguro que pensarás, pero las frutas también tienen ácido cítrico, y es verdad pero resulta que para igualar las cantidades de ácido cítrico que estas bebidas contienen una persona tendría que tomar por lo menos un litro de zumo de limón puro por cada vaso de gaseosa o bebida envasada lo que sin duda alguna te va a generar graves problemas renales y es precisamente lo que queremos evitar al eliminarlas de nuestra dieta.

Aparte de estos cambios debes introducir en tu rutina diaria un poco de actividad física para potenciar la quema de calorías y mejorar tu metabolismo y tu salud y tu vitalidad y sabrás como tener una dieta para adelgazar 20 kilos.