Carcinoma, sarcoma, osteoma, adenoma, angioma, cáncer de piel, teratoma, mixoma… Todo el mundo sabe que estos términos indican condiciones graves, caracterizadas por masas expansivas que afectan a varios órganos a la vez en poco tiempo.  Afortunadamente el glaucoma, a pesar de lo que su nombre podría sugerir, no es un tumor. Para saber que es el glaucoma te dejamos este artículo informativo de sus causas y la probabilidad de tenerlo o no.

 

¿Qué causa el glaucoma?

Los mecanismos por los que se desarrolla el glaucoma, aún no se conocen, pero se han identificado muchos factores de riesgo que están asociados con la enfermedad:

Alta presión ocular: Es el primero de los factores de riesgo que se han identificado. Sigue siendo uno de los factores de riesgo más importantes, y  se puede corregir de manera más eficaz con las terapias.
Edad: la frecuencia de la enfermedad aumenta significativamente después de 40 años de edad
Familiar: los que tienen un familiar con glaucoma tienen un riesgo mucho más alto que la población general de desarrollar la enfermedad.
El riesgo de desarrollar la enfermedad es mayor en las personas con córnea delgada, mientras que aquellos con un gasto cornea tendría un tipo de factor de protección.

images

¿Puedo tener glaucoma?

Esta es una pregunta frecuente que tienen los médicos oculares. La influencia de la hipertensión en la aparición del glaucoma todavía se está estudiando,  pero aún no se ha documentado ninguna relación entre la presión arterial y el ojo.
A los pacientes con hipertensión se le solicita un examen de la vista, un examen del fondo de ojo  donde es posible destacar el daño a los vasos sanguíneos de la hipertensión.

La presión del ojo depende de la cantidad de líquido dentro del ojo que se produce, y la facilidad (o resistencia) que cumpla con que este líquido se escape. El aumento de la presión es generalmente causada por un aumento de la resistencia a las fugas de este líquido a través de una parte de tu ojo.

Señales de alerta del glaucoma

glaucoma

La mayoría de los glaucomas crónicos son completamente asintomáticos en las primeras etapas. En etapas más avanzadas puede haber episodios frecuentes de dolor de cabeza leve, especialmente en la mañana, dificultad en la visión, disminución de la visión periférica.
En el glaucoma agudo, el trastorno puede aparecer de repente con dolor ocular intenso y  visión borrosa. La pérdida visual suele ser tan lenta y sin dolor tanto que la mayoría de los pacientes no se dan cuenta el daño si no ya hasta tarde.
Los síntomas mencionados anteriormente, también pueden ser causados ​​por muchos otros problemas menos graves por lo que es necesario que sea evaluado por el médico.

La mejor defensa contra el glaucoma es su diagnóstico y tratamiento tempranos.

¿Qué pruebas se realizan para detectar el glaucoma?

Para reconocer y valorar la evolución temporal de glaucoma no es necesario realizar pruebas invasivas o que sean dolorosas y desagradables. El examen más importante y el más frecuente es la medición de la presión ocular (llamado tonometría). No dejes de realizarte estas pruebas pues de ello depende tu salud.