¿Serás dependiente de WhatsApp? ¿Estás revisando a cada momento si tienes o no tienes notificaciones? ¿Revisas cuando un mensaje se ha quedado en visto y a veces hasta te enojas por ello al no obtener una respuesta? Esta aplicación de mensajería puede llegar a ser mucho más que un medio de comunicación, puede causarnos problemas de ansiedad y dependencia, incluso es más común de lo que piensas y nosotros también deseamos que tengas una buena salud emocional.

¿Te sientes identificado con alguna de éstas situaciones?

1.- Lo primero que haces al despertar es entrar a WhatsApp y revisar si tu novio está en líneo o si alguien no respondió a tu mensaje y te dejaron en visto. Quizá te den ganas de llamarle o escribir de nuevo. Whatsapp-3237

2. Si estás en WhatsApp con alguien que te gusta, jamás dejas que la batería llegue a menos del 30% si eso pasa  corres a cargarlo. A veces miras que la otra persona está “escribiendo” y te desespera que que no llega rápido la respuesta y que incluso podría no haber escrito al final nada.

3. Has tenido problemas por no poner atención a la vida “real” por estar pendiente de una conversación en WhatsApp y no imaginas dejar ahi el teléfono en modo “mudo” porque eso no va contigo.

El WhatsApp puede ser ya un problema

Si una o más de estas situaciones te suena familiar, es posible que tengas una dependencia a esta aplicación y su uso se esté convirtiendo en algo obsesivo, teniendo el uso de la aplicación, una influencia negativa en su vida. La persona adicta no piensa dos veces antes de sacrificar otras actividades o compromisos con tal de no abandonar sus contactos y sus conversaciones de WhatsApp.

descarga

Si respondes a un mensaje de WhatsApp aún caminando en la calle, incluso a riesgo de tener un accidente, si no te concentras en el trabajo o en el estudio… entonces tal vez tengas un problema de ansiedad y dependencia por el WhatsApp.

Otros “síntomas” de la dependencia de WhatsApp son mirar el teléfono cada cinco minutos, creer que hay sonido de notificación en tu teléfono móvil, e incluso éste se ha convertido en una extensión de tu mano y no dejarlo incluso para ir al baño.

Leer más:  http://imagenesparaperfildewasap.com/

¿Cómo reducir el uso de WhatsApp?

Si crees que ya estás un poco obsesionado con ésta aplicación y tienes uno o más de los síntomas que mencionamos arriba, entonces deberías reducir el uso y la dependencia de WhatsApp:

1 -Desactivar las notificaciones: el sonido es una distracción así que hay que concentrarse en otra cosa.

adicto_whatsapp

2 – Deja el teléfono lejos de tu vista: no lo pongas sobre la mesa al lado tuyo ni en tu bolso, aléjate lo más posible de él

3 – Apaga el teléfono en la noche: este hecho también tendrá efectos positivos, ya que las ondas electromagnéticas transmitidas desde las antenas no harán daño a tu cerebro. También puedes desactivar el Wi-Fi o plan de datos.

Si todo lo demás falla, considera seriamente la idea de eliminar la aplicación, incluso si esto podría significar “aislarte” del mundo. Piensa en el hecho de que el hombre ha sobrevivido muchos años sin aplicaciones de mensajería instantánea, incluso sin SMS, incluso sin teléfonos móviles.