Cada vez son más los casos de anorexia y bulimia que se registran sobre todo en mujeres (aunque también hay casos de hombres) sin importar la edad. Generalmente la anorexia inicia de forma silenciosa y de manera “inocente” con algunas dietas que, de no poner especial atención, podría terminar en un grave problema de salud.

Algunas señales de alerta que no debemos dejar pasar desapercibidas y que nos podrían indicar un posible caso de anorexia son el constante miedo  a subir de peso, adelgazar de manera extrema o incluso negarnos a comer por considerarnos “pasados de peso”. Esos son los indicios más comunes y que prácticamente señalan que existe ya un problema psicológico.1

Sin embargo, existen otras señales de alerta (no tan comunes) que hay que considerar.

¡Reconoce las señales de alerta!

¿Han cambiado tus hábitos alimenticios a los que solías llevar anteriormente? ¿Notas que cada vez estás mas pendiente de tu peso pero en realidad no estás llevando una vida sana? Entonces, presta atención a los siguientes puntos y en caso de que te identifiques con más de 2, consulta a un especialista.

¡Tu salud no es un juego!

1. Resequedad en la piel. ¿Has notado tu piel más reseca? Cuando no estamos comiendo de manera adecuada, los nutrientes que necesita nuestra piel, son omitidos; entonces la piel ya no luce fresca y tersa, empieza a tornarse reseca, con un color amarillento o grisáceo. Si eso está sucediendo, ¡ten cuidado! ¡algo no va bien en tu cuerpo!5

2. Frío todo el tiempo. Cuando tienes los pies y manos siempre fríos, o incluso en tu cuerpo persiste la sensación de frialdad, significa que tienes una disminución de calorías y que tienes signos de desnutrición. No dejes que eso trascienda.

3. Aislamiento. Cuando quieres evitar salir por temor a comer algo que te inviten, si te preocupa que tus amigos estén “gordos”, si prefieres evitar convivir con la gente pues no tienes “nada qué ponerte, porque estás gorda/o” entonces estás desarrollando un comportamiento exagerado y la percepción que tienes de la realidad está sufriendo un trastorno. ¡Mucho cuidado!4

4. Inmutabilidad ante las demás cosas. Cuando ya nada más te preocupa, y solo piensas en la comida, en las calorías que consumes, en lo que debes hacer para no engordar, entonces significa que tienes un desajuste emocional que tiene una estrecha relación con la anorexia.

5. Opinión sobre el peso. En tu mente y en tus pláticas siempre está presente el tema del peso, del como se ven los demás y tú mismo. Buscas un comentario que te haga sentir de acuerdo con tu cuerpo y entre amigas o amigos hablan sobre la forma en que los demás miran a los que se encuentran pasados de peso. Tú siempre opinas que tienes sobrepeso, aunque claramente todos te dicen que no.

3

Pese a las señales que anuncian un problema de anorexia, no es fácil saber cuándo en efecto, ha llegado a la vida de una persona; por eso debes estar muy atento a lo que pasa en tu cuerpo y tu mente para que, ante una señal poco usual, acudas con un especialista para que te realice una valoración correspondiente.