Si eres una persona asidua al gimnasio y has estado en contacto con suplementos que te ayudan a lograr un aumento de masa muscular o bien que te ayudan a acelerar el metabolismo, seguramente has escuchado hablar de la L-carnitina que en esta ocasión es tema de nuestro artículo.

Al hablar de la L-carnitina, estamos refiriéndonos a un aminoácido que te ayudará a lograr una mayor quema de calorías; además de que permite una adecuada absorción y eliminación de grasas.

L-CARNITINA1

Muchas personas emplean la L-carnitina para desarrollar también masa muscular; así que lo vas a encontrar como uno de los suplementos más recurrentes en el mercado.

Naturalmente, el ser humano produce L-carnitina usando el hígado y los riñones; su medio de almacenamiento son los músculos, corazón, y ayuda a que exista un equilibrio natural en la quema de grasa y calorías. Pero, como suplemento ¿realmente funciona?

Hablemos de la L-carnitina como suplemento

Es un hecho que la L-carnitina nos ayuda a eliminar grasa de sobra y quemar calorías del cuerpo, de manera natural esa es su función, pero ¿en verdad vale la pena tomar suplementos extra de éste aminoácido?

Aquí te dejaremos algunos puntos a considerar para que tomes la decisión que creas que sea la indicada.

L-CARNITINA3

1. La L- carnitina podemos obtenerla de manera natural si, de manera adecuada, tenemos una dieta equilibrada; donde consumamos productos de origen animal; eso si… siempre debe tratarse de carne magra libre de grasas: cordero, vaca, principalmente.

2. Exponer a tu cuerpo a un alto índice de L-carnitina podría traer como consecuencia que se haga empleo mayor de grasas como fuente de energía en relación a los azúcares; con eso lo que provocamos es pérdida de grasa, más rendimiento en los entrenamientos y menor tiempo de recuperación. ¡Por eso los deportistas aman la L-carnitina!

3. Tomar L-carnitina ayuda en gran medida a personas con obesidad y no es tan efectiva en personas con un peso adecuado y altamente activas.

4. Después de tomar suplementos, no existe una concentración alta de L- carnitina en el músculo; eso si, aumentan las concentraciones plasmáticas, sin tener aumentos en el rendimiento físico.L-CARNITINA4

5. La L-carnitina no aumenta la oxidación de los ácidos grasos.

6. La L-carnitina no es un quemador de grasa como tal, lo que realiza es una función de transportar la grasa y transformarla en energía.  Si no tuiviéramos L-carnitina, los depósitos grasos no podrían oxidarse y, quedarían almacenados en el torrente sanguíneo y por supuesto en nuestras células.

7. El único efecto secundario que ha sido comprobado tras la ingesta excesiva de L-carnitina, es diarrea. Sin embargo eso sucede en dosis demasiado altas.L-CARNITINA5

8. Excederse en el consumo de L-carnitina no repercute directamente en su funcionalidad o en su relación con la pérdida de grasa o peso. Puedes tomar una dosis moderada o incluso tener una dieta adecuada para generar de forma natural L-carnitina y con eso será suficiente para lograr el objetivo.

Antes de tomar cualquier tipo de suplemento, consúltalo con un especialista para que pueda evaluar la condición de tu organismo y con ello indicarte exactamente la dosis que deberás tomar para mantener una buena salud y por supuesto un excelente estado físico.