La relación que existe entre perder peso con nuestro hígado es estrecha, mucho más de lo que podemos imaginar; quizá muchos tenemos problemas al momento de querer eliminar kilogramos de más y no sabemos cuál es la razón.

Llevamos un dieta adecuada, hacemos ejercicios pero nos es imposible bajar de peso; quizá mucho de ese fracaso y de la acumulación de grasas en nuestro organismo se debe a una mala función hepática.

Recapitulemos un poco: el hígado es un órgano con mucha importancia dentro del proceso metabólico; es el encargado de realizar la síntesis de proteínas para hacer la distribución a nuestro cuerpo de todos los nutrientes necesarios para nuestra subsistencia.higado1

Nuestro hígado, en coordinación con los riñones, desintoxican al cuerpo para que las funciones vitales pueden realizarse a la perfección. Sintetiza lo que comemos y lo distribuye de la mejor manera posible; pero, ¿qué sucede si esta compleja máquina de purificación falla? Nuestro cuerpo se intoxica, acumulamos grasas e incluso podemos desarrollar un problema serio de hígado graso; esto deriva en aumento de peso, debilidad, anemia y mala función orgánica.

Pues bien, la mejor manera de evitar esto es purificando tu hígado; así es… cuando haces una “limpieza profunda” del hígado, estarás eliminando cualquier mal funcionamiento y lo reactivarás, de esta manera la posibilidad de bajar de peso se facilita y te sentirás mucho mejor de salud.

¿Cómo purifico mi hígado para bajar de peso?

La mejor forma -y la más rápida- para limpiar tu hígado de cualquier residuo graso que impida tu proceso metabólico y de reducción de peso, es el consumo de jugos desintoxicantes.

Este tipo de jugos son muy sencillos de realizar, debes ser constante en su toma para que exista un resultado efectivo. Aquí te dejo 2 opciones deliciosas:

JUGO CÍTRICO

Los cítricos ayudan a alcalinizar tu cuerpo y por ende ayudan a tu hígado a desintoxicarse; lo único que debes hacer es mezclar en tu licuadora o procesador de alimentos:

  • 1 naranja pelada y sin semillas
  • 2 toronjas peladas y sin semillas
  • 2 limones pelados y sin semillas
  • 1 cucharadita de aceite de olivahigado4

Es importante que lo tomes en ayunas mínimo por 3 días, recuerda que no debes colarlo pues la fibra actuará como “barredora” también en tus intestinos. ¡Te sentirás renovado!

JENGIBRE Y NARANJA

De nuevo hace su aparición la naranja; una taza de su jugo en combinación con 1 cucharadita de jengibre rallado y una cuchara de aceite de oliva, tomada por 3 noches consecutivas, permitirán desintoxicar el hígado de una manera sana y efectiva. El jengibre ayuda a desinflamar e incluso mejorar enfermedades digestivas.higado3
Si necesitas una desintoxicación del hígado más profunda, lo único que deberás hacer es extender el periodo de toma durante 7 días y por supuesto no olvidar beber al menos 2 litros de agua diariamente.

¡Protege tu hígado!

El hígado es como un filtro que necesitamos para mantener limpio nuestro organismo; limpiarlo de los excesos en la comida, de lo que respiramos, o de lo que continuamente ataca a nuestro organismo, es por eso que debemos cuidarlo y protegerlo.higado5

Si estas iniciando una vida sana, siempre recomendamos que empieces con una desintoxicación del hígado para que cualquier cambio de hábito alimenticio, dieta y/o ejercicio funcione a la perfección y también puedas bajar de peso.