Son muchos los que planean su boda para los meses de verano, y junio es uno de los meses más populares para casarse, así que este verano hay muchas novias que quieren perder unos kilos antes del gran día

¿Cuándo comenzar?

¡Es tiempo de actuar ahora y así evitar tener una de estas fotos de bodas graciosas! Nunca es recomendable esperarse faltando muy poco antes de uno de los mayores eventos de tu vida, ¡sobretodo si deseas perder muchos kilos!

Como una reducción de peso saludable, se recomienda que no se pierde más de la mitad de un kilogramo por semana. En caso de que, por ejemplo, se case en junio o julio, se puede decir que un buen momento para bajar de 5 a 10 kilos en una manera sana sería en febrero, cuando muy tarde.

Pero si se van a perder cinco o diez kilos, hay una cosa que NO se debe hacer:

No es aconsejable comprar un vestido que sea demasiado pequeño para ti, es mucho más fácil coser un vestido para ajustarlo a tu cuerpo, recuerda que hay varias maneras de entrar en el vestido, así que calma y constancia.

Si te casas en junio, para la primavera es un buen momento para establecer ambos planes: el de de dieta y el de la actividad física.

Muchos caminos a un cuerpo más delgado.

Es tentador comenzar con comidas ligeras como ensaladas y mariscos, y al hacerlo, limpiar el refrigerador para posteriormente llenarlo con productos deliciosos, frescos y saludables. Esto es lo mejor de lo mejor que puede hacerse para empezar.

Después hay que ¡obtener un panorama general! Familiarizarse con los hábitos alimentarios y reconocer nuestros malos hábitos.

Nuestros TIPS y trucos:

  • A menudo y menos. Come de 4 a 5 comidas pequeñas por día, en vez de cantidades grandes con menor frecuencia.
  • ¡No saltarse el desayuno! Comienza el día tomando tu desayuno, te pondrá bien un sabroso pan integral o una buena porción de cereal saludable.
  • Habitualmente sana. Come muchas frutas y verduras, no menos de tres porciones de verduras y dos de frutas por día.
  • ¡Variedad! Come comida variada durante toda la semana: Pan, carne, pollo, pescado, verduras, patatas, guisantes y frijoles, arroz, pasta, frutas y bayas.
  • ¡Recuerda los peces!. Come pescado, es carne blanca y magra, al menos dos veces por semana – y no dudes en utilizar pescado como ingrediente de cualquier otra comida.
  • ¡Bajo en grasas! Elije productos lácteos bajos en grasa, a continuación, guarda gran parte de ella grasa desfavorable.
  • ¡Limítate! Modera el consumo de alimentos ricos en grasas, dulces y salados como bocadillos, dulces, refrescos y pasteles.
  • ¡Hidrátate correctamente! Bebe mucho agua, de 8 a 10 vasos al día.
  • Y ¡No olvides el ejercicio! Has tu vida más activa, entrena o has ejercicio al menos 30 minutos al día, ¡muévete!, aumenta la cantidad de actividad que tengas cada semana, ¿no estás acostumbrada a hacer ejercicio? trata de realizar un paseo de media hora todos los días.
  • ¡Duerme muy bien! Dormir muy poco puede – de acuerdo con un estudio publicado en la revista The Lancet – ser causa del aumento de peso. La falta de sueño aumenta la producción de la hormona del estrés cortisol, lo que afecta el apetito. Cuantas más hormonas del estrés, más hambre te da.

Esperamos que nuestros tips ayuden en tu baja de peso antes de tu boda, para que cuando llegue ese día tan especial, luzcas radiante y en forma y ¡tu novio caiga desmayado! Desde aquí te deseamos ¡FELICIDADES!