¿Sabes lo que es el kéfir? ¿Has escuchado hablar de él? ¿Sabes cómo se prepara? En ésta ocasión vamos a hablar de las propiedades y los beneficios del kefir; detallaremos todo lo que nos aporta cuando lo incluimos en una dieta que además de ayudarnos a bajar de peso, nos permite que de manera saludable podamos a limpiar y desintoxicar nuestro cuerpo. ¡Líbérate de los malestares estomacales! ¡Sé una persona sana! Conoce más sobre el kéfir a continuación.

A pesar de su nombre exótico y a veces desconocido, el kéfir es un alimento muy simple, seguramente les has escuchado nombrar por otra denominación: los búlgaros. El  kéfir es una bebida generalmente basada en leche (aunque también hay de agua) fermentada de forma natural por los nódulos de kéfir o búlgaros (también llamados  probióticos) que se adhieren a una estructura formada por el kefiran. El kefiran se compone principalmente de sacáridos (glucosa y galactosa), proteínas y aminoácidos y presenta,un conjunto de gránulos blancos. Las bacterias que producen kefirán son saludables para nuestro cuerpo.

Kefir Propiedades

las propiedades kefir

El Kéfir derivado de la leche entera tiene las mismas calorías que cualquier producto de origen lácteo. La fermentación, de hecho, no cambia significativamente el contenido de energía, sino más bien la composición de algunos elementos, por lo que no te representa un problema si buscas bajar de peso.

El kéfir contiene una cantidad ligeramente menor de azúcar y un alto concentrado de vitamina B12 y B9; además que posee una gran riqueza en minerales.

Hemos de recordar que la B12, también conocida como cobalanina, es esencial para la absorción de hierro, es un gran aliado para combatir la anemia.

Por otro lado, la vitamina B9, también conocida como ácido fólico, juega muy importante en la función biológicas, incluyendo la formación y desarrollo de tejidos embrionarios y fetales. La falta de B9 de manera prenatal trae trastornos graves como los abortos espontáneos o malformaciones.

Si estás embarazada, el kéfir es una excelente fuente de B9 y altamente recomendado para la función intestinal.

kefir beneficios

propiedades kefir

 

Nódulos de kéfir

Para obtener una bebida de kéfir es necesario contar con los nódulos de kéfir (tíbicos o búlgaros) y éstos como ya lo dijimos, pueden cultivarse en distintos medios líquidos: como leche animal, vegetal o simplemente agua; para consumir la bebida de búlgaros en mayores cantidades, se recomienda que se tome cualquier kéfir que no provenga de leche de animal.

Los nódulos asemejan a granos de arroz cocido, del mismo color y hasta textura. Existen proveedores especializados en el mercado de los nódulos y una vez que tienes, es imposible parar su producción.  ¡Tendrás para mucho tiempo!

Bulgaros beneficios

Consumir Kéfir o bulgaros (en algunos lados les llaman también hongos tibetanos) nos ayuda a nuestra salud pues sus probióticos presentes, son capaces de resistir el ataque de los jugos gástricos, y de esa manera recubren nuestro intestino, enriquecen la flora intestinal y le dan un nuevo equilibrio, que en consecuencia, nos trae numerosos beneficios, los enumeramos a continuación:

bebida de kefir

Para el intestino: la flora intestinal es fundamental para el buen funcionamiento de los intestinos. Los probióticos son los mismos microorganismos que normalmente habitan en el sistema intestinal y son capaces de colonizar el intestino que funcione correctamente.  Su consumo regular asegura la función del kefir contra el estreñimiento como contra la diarrea ambos son, de hecho, algunos trastornos que dan lugar a un desequilibrio de la microflora intestinal. Los probióticos se adhieren las fibras y entonces permiten un mejor tránsito intestinal útil para combatir el estreñimiento y, al mismo tiempo, inhibir  el asentamiento de bacterias patógenas que las causan.

Además, los probióticos son útiles para el tratamiento de todos aquellos problemas digestivos y enfermedades de irregularidades intestinales tales como reflujo gastroesofágico y la indigestión.

Para el sistema inmune: Cuando nuestro intestino trabaja correctamente, permite que tengamos una mayor absorción de las vitaminas que son esenciales para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, pero los probióticos hacen mucho más que solo eso. Algunos estudios han demostrado que también son capaces de estimular los linfocitos y que incluso podrían ayudar a la destrucción de células tumorales.

Contra la cándida: El tracto genito urinario, especialmente entre las mujeres, es el hogar de muchos microorganismos, entonces acá los probióticos juegan un papel importante en la prevención de la llegada de organismos que les ataquen… funcionando de manera curativa en el caso de Candida y la cistitis. El kefir para candidiasis es altamente recomendado.

Para prevenir el cáncer: Los probióticos parecen tener relación directa con la prevención del cáncer, de hecho, son capaces de inactivar las moléculas potencialmente cancerígenas ingeridas con los alimentos  pues capaces de hacer estas sustancias dañinas en sustancias inocuas.

Contra el colesterol: al restaurar la microflora intestinal es posible que el cuerpo logre desechar el colesterol malo en sangre.

Para el hígado: el consumo regular de kéfir ha demostrado ser eficaz también para el bienestar del hígado. El hígado, de hecho está estrechamente relacionado con el intestino por lo que al funcionar de una manera adecuada, ayuda al trabajo biliar.

Para los niños: Dar kefir diariamente a los niños es importante para el crecimiento de todos los tejidos. Especialmente para fortalecer el sistema inmunológico y prevenir enfermedades gastrointestinales.

Kéfir de Agua

Además de la leche también existe un kefir agua: se trata del uso de elementos líquidos tales como leche de soya, o leche de arroz, o agua simplemente que contienen azúcares y son enriquecidos con frutas o esencias, son ligeramente espumosos como resultado de la fermentación.

El kéfir de agua tiene solamente 20 kcal por cada 100 gramos, a partir del azúcar añadida aumenta de manera ligera. El kéfir de leche de soya con sólo el 45 kcal es  ideal para veganos que buscan proteína más fuente de vitamina B12. El kéfir de leche de arroz te proporciona menos grasa, pero un poco más de calorías (70 kcal). El kefir de agua para adelgazar es de suma utilidad y altamente recomendado si deseas bajar de peso. 

Búlgaros de agua

Los nódulos de agua son también llamados tíbicos, y son prácticamente iguales a los de leche, solo que son de un color un poco más pálidos y ligeramente transparentes.

kefir agua

Kefir de Leche

Este tipo de kéfir es muy parecido al yogurt pero no debe confundirse con él. Los nódulos son exactamente los mismo al kéfir de agua, únicamente varían en el medio en el que fueron cultivados. En Medio Oriente son muy utilizados.

Búlgaros de leche

Los nódulos que sirven para hacer kefir de leche son los mismos que los utilizados para hacer el fermentado de agua, en color difieren un poco y se tornan mucho más blancos debido a la lactosa, asemejan a un racimo de coliflor a una bola de arroz cocido.

kefir leche

Búlgaros de yogurt

Los búlgaros de yogurt, básicamente son los mismos que utilizamos para los búlgaros de leche y éstos te sirven para hacer yogurt casero; solo necesitas agregar a la leche alguna fruta de tu elección y tendrás un delicioso y natural yugurt listo para beber.

kefir yogurt

Cómo preparar Kefir

Para preparar un buen kéfir deberías obtener los nódulos de kéfir, a través de compañías especializadas en la producción y selección de  microorganismos contenidos en ellos.

Una vez que los tienes, deberás colocarlos en un recipiente de vidrio que contiene una buena cantidad de agente líquido, que pueden ser leche de vaca, o de cabra. Si lo prefieres también se puede realizar en agua. El recipiente no debe ser sellado herméticamente pues debería permitir la salida de dióxido de carbono producido por la fermentación. Se deja a temperatura ambiente durante 24 horas pero se agita un poco de vez en vez para permitir que los microorganismos entren en contacto con todas las partes del líquido.

Posee un sabor agradable, pero es un poco agrio. El kéfir hecho en casa es muy recomendable porque no tiene ningún tipo de añadiduras que pudieran ser perjudiciales para tu salud, a continuación te dejamos detalladamente la manera en la que puedes preparar kefir.

kefir recetas

Kefir de agua preparación

Es muy fácil la preparación de kéfir de agua: sólo debes de agregar una cucharada de los búlgaros en un recipiente de vidrio que contenga medio litro de agua o leche vegetal y debes añadir 2 cucharadas de azúcar 2 ciruelas o dos higos secos ( de esa manera tienes un concentrado de vitaminas y sales minerales necesarios para el crecimiento de los microorganismos) una vez hecho esto, se deja fermentar durante 2 días.

Más tarde, se puede añadir limón u otros condimentos para darle sabor.

Kefir de leche preparación

Para preparar una deliciosa bebida de leche a base de nódulos de kefir, sigue estas instrucciones.

  • Necesitas leche
  • Unos nódulos de kéfir/tíbicos/búlgaros (recuerda que es lo mismo)
  • Un recipiente de vidrio para fermentar la leche
  • Una coladera

Preparación:

1) Tomas una cucharada sopera de búlgaros y los pones dentro de un recipiente de vidrio

2) Agrega 1/2 litro de leche de vaca o cabra

3) Cubre el recipiente pero deja que respire (usa algún trapo)

4) Deja reposar de 24 a 48 horas y mueve constantemente

5) A las 12 horas prueba tu bebida y verás que es un poco ácida, espera hasta tener el sabor que te agrade y ahora simplemente cuela. ¡Está listo!

Tanto el kefir de agua, como el de leche, una vez preparado, debe ser colado y almacenado en el refrigerador para evitar la degradación prematura. Además es MUY IMPORTANTE QUE JAMÁS ESTÉN EN RECIPIENTES DE METAL. Si quieres mantenerlos refrigerados los puedes tener hasta una semana, esto no los mata, solo alenta el proceso de producción.

hongo kefir