No todos los ejercicios son aptos para todas las personas. Antes de dar inicio a un nuevo ejercicio ten en cuenta factores como la flexibilidad, la fuerza y salud general para determinar si un ejercicio en particular es o no apropiado para ti.

Al realizar esta rutina de ejercicios debes verificar si es apropiado para tu cuerpo y para ti porque no queremos que sufras alguna lesión. Es por tu salud que lo consultes previamente con un especialista.

Si estás embarazada, ¡enhorabuena! Ahora que te propones hacer una rutina de ejercicios también debes verificar con tu doctor si es posible que la realices para llevarla a buen término.

Realizar ejercicio físico durante el embarazo, tiene grandes beneficios como ayudarte a dormir mejor, evitar dolores e incluso facilitar el parto y la recuperación de éste.  Pero debes asegurarte que tus pulsaciones no suben en exceso, que no tienes molestias ni dolores al momento de practicar cualquier rutina.

Siempre escucha a tu cuerpo para saber si vas por buen camino.

Nuestro primer ejercicio es una sentadilla amplia, por lo que debes colocarte con las piernas bien abiertas; las puntas de los pies mirando hacia afuera y flexiona las rodillas poco a poco y suavemente, evitando que la rodilla sobrepase la punta del pie. Espalda recta y hombros relajados. Realiza 15 repeticiones.

sentadillas

El siguiente ejercicio son unas elevaciones. Te colocarás con las piernas abiertas a lo ancho de la cadera y ponte de puntas realiza 12 repeticiones subiendo y bajando lentamente.

puntillas1

Nuestro siguiente ejercicio es una sentadilla un poco más cerrada que la anterior, abrimos los pies a la altura de la cadera. Bajamos dejando el peso en los talones como si fueras a sentarte. Al flexionar la rodilla debe estar lejos de la punta del pie. Realiza 20 repeticiones.

sentadillas (1)

A continuación utilizarás una colchoneta para tumbarte en ella de forma lateral. Asegurando que el cuerpo se encuentre alineado y que estés cómoda. Adelantas un paso la pierna que queda debajo del cuerpo y la otra pierna la levantarás hacia arriba. Con la pierna bien estirada, subes y bajas lentamente. Realiza 20 repeticiones.

Sin título

Aun en esa posición al terminar realiza con la pierna arriba, círculos girando en sentido de las manecillas del reloj, manteniendo siempre la pelvis apoyada en la colchoneta, solo mueve la pierna. Realiza 12 repeticiones y cambias el sentido de los círculos. Nuevamente 2 repeticiones.

Realiza la misma rutina sobre la colchoneta pero ahora con el lado contrario.

Para finalizar haremos patadas de glúteos, colocamos las manos justo debajo de los hombros y las rodillas debajo de las caderas. Tu espalda recta bien colocada llevarás la pierna derecha hacia atrás estirándola completamente a la hora de subir. Realiza 15 repeticiones. Aguanta 5 segundos arriba.

patadadegluteo1

En esa misma posición ejecuta la misma rutina pero con el lado contrario.

Esperamos que esta rutina te haya gustado y la pongas en práctica, seguramente si has hecho ejercicio a lo largo de tu vida, no será difícil seguir manteniendo el ritmo aún en la etapa de tu embarazo.

¿Tienes alguna rutina diferente a la de nosotros que puedas recomendar a otras mujeres embarazadas? ¡Compártela con nosotros!