Ser feliz es parte importante de una vida sana y es muy sabido que los contextos son parte fundamental de ello. Hay países dónde la gente es más feliz que en otros lugares. Pues si, hay un país dónde la gente es muy feliz y quizá te interese saber cuál es.

Noruega es el país más feliz en el mundo, de acuerdo con el Informe Mundial de la Felicidad 2017. El país superó a Dinamarca, que reinó a principios de este ranking desde el año 2014.

Este informe se dan anualmente por las Naciones Unidas (ONU) en asociación con el instituto de investigación de Gallup y varias universidades, como la Universidad de Oxford (Reino Unido) y la Universidad de Columbia Británica (Canadá). El estudio revela que en efecto, los noruegos han desbancado a los daneses y su calidad de vida los hace sumamente felices.

¿Cómo medir la felicidad?

El ranking evaluó los niveles de felicidad de las poblaciones de 155 países con el objetivo de mostrar al mundo y a los líderes la necesidad de que los gobiernos piensen en políticas públicas que privilegien el bienestar y que el Producto Interno Bruto no es como tal un indicador de la calidad de vida. De ésta manera es más fácil la medición de un país feliz.

Por esta razón, la investigación tiene en cuenta factores en el cálculo del índice de la felicidad, además del PIB per cápita: la expectativa de vida (considerando los años en que una persona se mantiene sana), el apoyo social que las personas tienen del gobierno, confianza en las instituciones públicas, la percepción de libertad y la generosidad.

Caso de éxito: Noruega

En la visión de los investigadores, Noruega es un caso de éxito en la edición 2017 del estudio, además de ser uno de los Países con mayores IDH (Índice de Desarrollo Humano) se convierte en el país dónde la población es más feliz.

Esto se debe a que, aunque en el país la economía ha sufrido grandes caídas en los valores de barriles de petróleo, como tantos otros, la percepción de la felicidad de su población lo llevó directamente a la cima.

Y ese avance se produjo justamente por el histórico noruego de invertir en el futuro, en lugar del presente y eso impactó directamente en el sentimiento positivo que los noruegos tienen en relación al gobierno y la confianza en las instituciones públicas.

La experiencia de Noruega, explican los investigadores, muestra que la felicidad de las personas importa más que la renta. Mejorar las arcas públicas es bueno, evidentemente, pero lo que un país decide hacer con el dinero que gana es aún mejor.

Países más felices

A pesar de que Noruega ocupó la primera posición del ranking, los países que se encontraban en las diez primeras posiciones obtuvieron puntuaciones muy similares. Después de Noruega, está Dinamarca, Islandia, Suiza y Finlandia y, al final del ranking está la Tanzania, Burundi y la República Centroafricana. ¿En qué país vives tú? ¿Crees que la población es realmente feliz? Déjanos tu opinión en los comentarios.