La fisioterapia es una rama de la medicina que se ocupa de la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de pacientes a base de terapia física, terapia manual, de masaje, entre otras… para que, a través de cualquiera de ellas, la persona logre la cura de cualquier padecimiento muscular desde su origen. Adiós dolores musculares y contracturas gracias a una rehabilitación integral adquirida con la fisioterapia.

Eligiendo a un buen fisioterapeuta

Encontrar un buen fisioterapeuta es básico, porque en definitiva, no cualquier persona puede realizar este proceso de manera profesional. ¡Ten cuidado de no caer en manos de charlatanes! El terapeuta físico o fisioterapeuta ayuda al paciente a la recuperación funcional de su problemática de salud cualquiera que sea la causa.

El fisioterapeuta utiliza la historia clínica del paciente, realiza un examen físico, y cuando sea necesario habrá de prescribir pruebas de laboratorio (radiografía, ecografía, electromiografía, etc.) Para evaluar y establecer un plan de tratamiento tras el diagnóstico de la enfermedad.

fisioterapista

Luego existirá un programa terapéutico con las técnicas que el fisioterapeuta elija asi como ejercicio especial para una rehabilitación funcional.

El fisioterapeuta puede ejercer su profesión en diversas formas: en público como en privado, como freelance o empleado por hospitales o clínicas, servicios de rehabilitación, servicios de atención en el hogar, en estudio profesional, centros de investigación, centros de cuidados paliativos , escuelas, universidades, fábricas, gimnasios y clubes deportivos.

Pero, ¿cómo me ayuda la fisioterapia?

La fisioterapia, no es otra cosa más que un conjunto de herramientas que utiliza el terapeuta físico, en las partes del cuerpo de un paciente, para aliviar el dolor y la falta de movilidad relacionados con trastornos neuro-músculo-esquelético que surgen de un evento que ha dañado los músculos, articulaciones o huesos.

Las actividades relacionadas con la fisioterapia, intervienen en la prevención, atención y rehabilitación de las áreas de tu cuerpo relacionadas con las habilidades motoras y sus problemas surgidos ya sea de manera congénita o adquirida.

Así que sólo el fisioterapeuta, tiene la capacidad para identificar y tratar las necesidades de salud del paciente (quienes se enfocan básicamente al área deportiva)

fisioterapia

¿Cuándo acudir con el fisioterapeuta?

1. Si has padecido constantemente de “dolor de espalda”  ir al fisioterapeuta es una excelente opción
2. No caigas en el error de creer que un masaje, lo puede hacer por cualquier persona. El nivel de trabajo de tus articulaciones requiere profesionalismo. Así que si el problema que tienes se debe a una condición patológica, deberás acudir ir al fisioterapeuta.
3. Si tienes dolor muscular y óseo de manera recurrente pero no aguda, puede ser tratado y resuelto acudiendo al fisioterapeuta. Tomar analgésicos, pueden solucionar el problema de inmediato pero no atacará la causa del problema. Un fisioterapeuta sí.
4. Si utilizas aparatos ortopédicos y otros equipos que te ayudan a caminar mejor o a moverte, también deberá ver un fisioterapeuta su evolución o quizá un posible cambio o ajuste para evitar dolores o incomodidades posteriores.
5. Algunos tipos de migrañas se originan en problemas de cuello, de una serie de tratamientos específicos, puede resolver este problema.