Todo el mundo sabe cuando se vamos a iniciar o estamos dentro de una dieta (incluso fuera de ella) debemos pesarnos. Lo que es menos conocido es que el peso puede fluctuar mucho y ésto es vital tenerlo en cuenta,

No hay mayor asesino de la motivación que ver en la báscula, un aumento en el peso mientras que, sin saberlo,  probablemente estés perdiendo grasa con éxito. ¿Te has puesto a pensar en ello?

Al aprender la forma correcta de pesarse,puede crear una verdadera motivación mediante la creación de un lazo de retroalimentación positiva en torno a la aptitud y de tus logros.

Vale la pena señalar que cuando alguien está a dieta, la motivación es generalmente poco fiable. Como la marea, tiene su propio flujo y reflujo; viene y va.

Piensa en tus propios esfuerzos de pérdida de peso. Con toda probabilidad, has experimentado ambos extremos del espectro de motivación en algún momento esa sensación de subida y bajada. He aquí cómo utilizar correctamente la escala para mantener la motivación alta:

La manera correcta de pesarse

Antes que nada, es bueno que compres una báscula digital, éstas unas vez que están calibradas, tienen un margen de error muy bajo. Contrario a las básculas manuales, la lectura del peso es más precisa y te indica exactamente los gramos que tienes y que incluso puedes perder día a día. ¡Un buen motivante sin duda! Clic aquí para ver más.

Escoge un día de “pesaje” cada semana. No importa qué día sea el que elijas, pero asegúrate de que no es un día después de un típico aumento de calorías, como el domingo podría ser.

Sugerimos viernes en caso de que seas una persona propensa a realizar actividades de diversión de fin de semana y que ésto se un equivalente a tener exceso de comida y bebida. Hay algunas investigaciones que sugieren que los miércoles podría ser el mejor día para hacer esto, también.

Primeramente vas a pesarte en la mañana, sin ninguna ropa, y después de usar el cuarto de baño. Esto elimina cualquier variación entre la hora del día, la ropa que estás usando, etc.

Esto es generalmente un detalle que la gente no toma en cuenta, y si no hacemos mal, puede haber mucha variación en tu peso que marque la báscula.

Escribe tu peso y repite la siguiente semana realizando los mismos pasos anteriores.

Si has estado en un déficit calórico , entonces ese número debe estar disminuyendo en casos más aventurados hasta un kilo por semana (cuando estamos bajo una profunda dieta y régimen de ejercicio)

Pronto encontrarás que una vez que empieces a ver como disminuye este número, la sensación es similar a cuando avanzamos de nivel en un videojuego. Una vez que eso sucede, ¡felicidades! Has creado con éxito un circuito de retroalimentación positiva alrededor de la pérdida de peso.

No olvides comentar y compartir ésta información en redes sociales o con tu familia, para que conozcan la mejor forma que existe para tener un adecuado control de peso.