Ya sabemos que a muchos de nosotros nos costó bastante el hecho de hacer ejercicio y cuando entramos de lleno en este doloroso pero reconfortante mundo, debemos crear el ambiente perfecto.

Todos sabemos que ir a un gimnasio, no es lo mismo que correr al aire libre o hacer ejercicio en cada. Cada uno elige el mejor lugar para ejercitarse y ese lugar, invariablemente debería de ir acompañado de música, pues con eso se logra una activación física mucho mayor porque tiene un acompañamiento sonoro con nuestros movimientos. Por esa razón es muy difícil hacer ejercicio en silencio. El reto: saber elegir un buen playlist. 

Un buen playlist nos permite mejorar el estado de ánimo y hacer más fácil nuestra rutina, acá unos tips que debes considerar al momento de crear la lista de reproducción que te acompañará durante el ejercicio.

playlist-run

1. RITMO DE LA MÚSICA

Usar la música de manera sincronizada con el ejercicio mejora el rendimiento de la persona. El ritmo es básico sobre todo cuando estamos haciendo ejercicio cardiovascular; si eres runner seguramente te apetece correr coordinando la zancada al ritmo de una frecuencia sonora. Se recomiendo una música que tenga 150 bpm. Si eres una persona que sabe de música apóyate incluso puedes hacer tus propias creaciones para ejercitarte LaMusiquita.com/Acordes-De-Guitarra es un buen sitio que te puede ayudar en esa labor. Nada como tu propio playlist ¿a poco no?

2. VELOCIDAD DE LA MÚSICA Y ESTADO DE ÁNIMO QUE TIENES

5-playlist

Si te has fijado en los playlists que ponen en los gimnasios hay artistas que no aparecen nunca porque lo que se busca es música con energía y vigor. Cuando armes tu playlist debes de tomar en cuenta lo siguiente:

Que la música tenga un fuerte ritmo y que sea una motivación, recuerda que es ideal encontrar canciones con 120 y 145 pulsaciones por minuto.

¡Ojo con la letra y la melodía! Esta debe de tener ese algo especial que te ayude a subir tu ánimo y por supuesto que te motiven para continuar con tu rutina de ejercicio; algo que te brinde esa inspiración que necesitas;  los investigadores afirman que si creas un playlist con estas características, la eficacia estará comprobada.

3. ORDEN

El playlist debería de ir subiendo de intensidad poco a poco para que tu puedas iniciar así tu rutina de ejercicio; debes de recordar la elección de canciones que vayan subiendo poco a poco de bpm pues de esa manera aumentaremos también el ritmo cardíaco.

playlist-perfecta-para-hacer-ejercicio.jpg

Recuerda que no todo es velocidad, por lo que playlist deberá tener ciertos momentos de descanso. Se recomiendan los cambios bruscos de ritmo solo cuando hay un cambio de ejercicios. Eso te ayudará de guía.

Finalmente, hay que tener en cuentra que el hecho de poner música en tu entrenamiento no debe ser motivo de que te distraigas. Antes que nada, recuerda que tu prioridad es que te mantengas en armonía con tu entorno y por supuesto tu cuerpo.

¡Mucho éxito con esa lista de reproducción y que sea tu mejor guía para tener un entrenamiento efectivo!