La concentración, es una habilidad necesaria para nuestras vidas, mucho más si eres una persona que día a día tiene que estar bajo la presión de toma de decisiones empresariales. Una persona que no está concentrada o en “foco” puede tener baja laboral, pérdidas para una empresa y muchos problemas de distracción.

La buena noticia para aquellos que tienen dificultad para concentrarse es que esta capacidad se puede desarrollar, como tantas otras. Por ese motivo queremos brindarte siete consejos básicos para cualquier persona que quiera manejar de una mejor manera la concentración.

1. Buscar entornos que muestren menos distracciones

Parece una sugerencia obvia, pero ¿has tratado de hacer eso? Toma un día para evaluar cómo es tu concentración, si fluctúa durante el día. ¿Hay algún momento del día, cuando sientas que estás más focalizado? Para hacer frente a tantas posibilidades de distracción, en un principio trata de dormir más horas y sustituir la comida pesada por una versión más ligera (y haciendo pausas breves para comer algo, entre dichos aperitivos). Desactivar las notificaciones de redes sociales y establecer algunos momentos en tu día para responder o interactuar podría ayudarte a hacer un mejor uso de tu concentrtación y tiempo

2. Práctica de meditación

Los beneficios de la meditación son bien conocidas. Básicamente nos va a ayudar a permitir que la mente vuelva al estado natural – libre de distracciones, pensamientos y “ruido” en general. Encontrar este estado de “atención plena” es difícil, y puede llevar un tiempo llegar allí. Cada vez que un pensamiento, imagen o sonido llegue a tu mente, trata de visualizar la liberación de ese pensamiento y mantener la mente tan en blanco, tanto como sea posible. Haciendo esto regularmente, aumentará tu capacidad de dejar de lado las distracciones y mantener una mente clara, incluso en situaciones de estrés.

3. El ejercicio

Estudios científicos muestran la relación entre la actividad física y la capacidad de concentración. Comenzando el día con un poco de ejercicio puede aumentar tu enfoque durante unas horas. Los beneficios, sin embargo, no se detienen ahí. Mediante la adopción de una actividad física de forma regular, vas a tener la oportunidad eliminar el estrés de tu cuerpo.

4. Hacer listas

listas de tareas con las tareas del día te ayudará a concentrarte en diversas formas. En primer lugar, coloca las tareas más importantes del día. Establece las prioridades y mantén la concentración hasta que termines. Esta táctica evita que se pierda el foco en lo que se está haciendo.

5. Usar más la memoria

Practicar regularmente proceso de memorización, a partir de poemas, frases y citas. Además de ampliar tu vocabulario, también te ayudará a ser más elocuente.

6. Dividir las tareas grandes en varias partes

Si eres de las personas que entran en pánico ante un proyecto grande, recomendamos desarrollar el hábito de “romper” el todo en partes más pequeñas. Con esto seguramente podrás sentir una carga menor y sacar adelante tus proyectos, tal y como funcionaría con el crowdfunding y otras técnicas dónde entre más parte en un mismo proyecto, todo resulta mejor (Fuente Oficial)

7. Establecer plazos para las tareas

Una de las mejores maneras de aumentar tu enfoque es para agrupar tus distracciones y colocarlos en “espera”. Puedes establecer los tiempos de alta concentración, intercaladas con una o varias pausas en el que se disminuye el ritmo de trabajo, dependiendo de tu perfil profesional.

Esperamos que éstos consejos hayan sido de ayuda y que los pongas en práctica.