Lastimosamente, la obesidad se ha convertido en un problema de salud pública que ataca con fuerza a países latinoamericanos, especialmente México.

Muchas personas luchan día a día contra ese problema que por desgracia aqueja a personas de todas las edades, entre ellos a una gran parte de la población infantil ¡debemos evitar que la obesidad siga creciendo!

Pero, ¿cómo prevenir la obesidad? Primero debemos modificar todos nuestro hábitos de vida y de alimentación esa es la base para el éxito y, si no ponemos de nuestra parte, es muy difícil que podamos lograrlo.obesidad3

Comer frente al televisor,no hacer ejercicio, comer por las noches altas cantidades de calorías, son solo algunos factores que afectan a la salud y favorecen a que la obesidad llegue a nuestras vidas.

También te puede interesar nuestro artículo: Cómo desintoxicarnos rápidamente para mejorar la salud y bajar de peso.

¡Dile NO a la obesidad!

A continuación te dejo 7 consejos que te ayudarán a mantener una figura delgada, pero sobre todo saludable y que además te permitirán ir cambiando malos hábitos en tu vida.

1. Minimizar el tiempo frente al televisor, computadora, tableta o gadget electrónico: este tipo de artefactos nos absorben en tiempo, y sin darnos cuenta pasamos largas horas expuestos a ellos de una manera sedentaria. Según los expertos, lo ideal es estar como máximo 2 horas frente a ellos.

Quizá para tí dos horas sea muy poco, pero científicamente se ha comprobado que la luz de los gadgets mencionados, afecta de manera real a nuestro sistema metabólico, incluso provocando más hambre o realizando alteraciones de sueño ¡mucho cuidado!obesidad5

2. No comas frente a la computadora, televisión o tableta: de esa forma lo único que conseguirás será condicionar a tu cerebro a que cuando los utilices, habrá que comer. Por lo que te aseguramos que con eso fomentarás la obesidad de una forma exponencial.

3. Verifica la comida que le das a los niños en casa, te invito a que leas nuestro artículos: errores típicos al preparar el lunch o refrigerio, para que no caigas en ellos y favorezcas un gusto por la comida saludable.

4. Duerme bien. Si no duermes de manera correcta, tu cerebro no descansa y por ende tendrás picos de ansiedad durante el día, lo que seguramente favorecerá a que desees comer y comer, sobre todo alimentos poco saludables.

Mínimo debes dormir cada día 8 horas, así que procura no desvelarte; si desear profundizar más en ese tema te invitamos a ver nuestra entrada: por qué no debemos desvelarnos mucho.MOBURF-00010601-001

5. La obesidad en niños está determinada por el contacto directo a pesticidas, contaminantes e incluso una alta cantidad de antibióticos. Así que entre más estemos pendientes de alejarnos de este tipo de elementos, mucho mejor.

6. Toma probióticos en tu dieta. De es manera tendrás una mejor salud intestinal que favorecerán a una correcta digestión

7. Come ensaladas caseras y alimentos preparados también en tu hogar. Al salir a comer a sitios desconocidos es probable que estemos expuestos más a cantidades grandes de calorías.obesidad1

Complementa todo lo anterior tomando agua abundante y por supuesto realizando rutinas de ejercicio. ¡Solo tu puedes realizar el cambio!