Esta ocasión hablaremos de una semilla cuyo aporte benéfico a nuestro cuerpo es evidente cuando empezamos a consumirla. Es más, podemos decir que tiene muchas más propiedades que la misma linaza. Estamos hablando de la semilla de la Chía, una pequeña maravilla que a pesar de su minúsculo tamaño es poseedora de fibra en altas cantidades, minerales, vitaminas, antioxidantes, calcio y ácidos grasos omega tres de origen vegetal.Chia2

Si esas no te parecen buenas razones para consumir Chía, entonces sigue leyendo que viene lo mejor. La Chía es una planta originaria de América del sur y utilizada desde tiempos ancestrales; pertenece a la familia de la menta y se caracteriza por tener un follaje grande; diversas culturas de Mesoamérica utilizaban también las hojas y tallos como una fuente de alimento. Sin embargo, actualmente la semilla de esta maravillosa planta es imprescindible si deseamos tener una vida sana.

La Chía es sumamente versátil, tiene la propiedad de que tiene un sabor ligero que puede ser combinado con cualquier tipo de alimento; se debe remojar en un agente líquido para que absorba la humedad hasta 10 veces su peso, de esa manera forma una especie de gel con volumen que brinda saciedad a nuestro cuerpo. Por ello, es una semillita efectiva si estamos en proceso de bajar de peso.

Muchas veganos emplean la Chía como sustituto del huevo en recetas de pasteles o galletas, por ejemplo. Al hidratarla, adquiere una consistencia gelatinosa, muy parecida a la clara de huevo, el cual permite ser un agente unificador de harinas sin necesidad de utilizar ni claras ni yemas.

De igual forma se puede hacer mermeladas empleando esta semilla; simplemente deberías remojar unas cucharas de chía en un batido de fruta de la que deseas el sabor de la mermelada, endulzarlo con Stevia y dejarla reposar hasta obtener la consistencia deseada, de esa forma te olvidas de azúcares, conservadores y aditamentos que incluyen los productos comerciales.

Chia4

Ahora que si prefieres hacer un delicioso y nutritivo postre de chocolate, solo tendrías que hidratar Chía en leche de almendras y agregarle un poco de cacao, endulzar con Stevia y tendrás un delicioso postre que favorecerá a tu digestión y a tu metabolismo. ¿Qué tal?

Chia3

Nutricionalmente hablando, una cucharada de chía es como un batido hecho de salmón, espinacas y hormonas de crecimiento humano. Al consumirla, el gel que produce recubrirá las paredes intestinales y regulará la cantidad de azúcar en el torrente sanguíneo.

La chía además,  limpiará el tubo digestivo e inhibirá tu apetito, también disminuirá tus niveles de triglicéridos evitando así posibles infartos y una mejor salud cardiovascular. Y qué decir de sus minerales y Chiaantioxidantes, cuyas propiedades ayudan a recubrir las células de tu organismo evitando que sufran daños.

Es fuente importante de vitamina B y ácidos grasos poliinsaturados que solo encuentras en el Kiwi, semillas de Lino y pescado, pero nunca ninguno de ellos habrá de superar las cantidades que posee la Chía.

En efecto, la Chía es un superalimento que además de delicioso  es posible emplearlo en muchas recetas. Incluso puedes hacer una refrescante limonada y agregarle chía, ¡ya verás que te encantará!