Si eres de los que sienten un  poco de hambre después de la cena y andas en busca de mantener a raya el apetito hasta alcanzar el desayuno, hay algunas cosas importantes a tener en cuenta porque hay cosas que jamás deberías comer. Si bien es cierto que un ligero “bocadillo de medianoche” nunca ha hecho daño a nadie, no es una regla que se aplica a todos los alimentos. Hay diez principales tipos de alimentos, que nunca se debe comer noche por una serie de razones y te los diremos a continuación.  Si tienes alguna duda, consulta nuestra Fuente Informativa

1

1 Carne roja

Un gran y jugoso filete puede ser delicioso, pero sin duda no es lo mejor que se puede comer antes de ir a la cama. La carne roja es demasiado difícil de digerir y el cuerpo trabajará mucho para poder hacer digestión, como consecuencia no tendrás un sueño profundo después de una duro día de trabajo.

2 Verduras

Las verduras son inherentemente nutritivas, pero no es muy buena idea comerlas antes de acostarse; sucede que los vegetales tienden a tener una gran cantidad de fibra, que se mueve lentamente a través del sistema digestivo. Este es otro refrigerio nocturno que sólo hará que te mantengas despierto durante más tiempo de lo necesario.

3 Papas fritas y otros alimentos procesados

El problema es que los alimentos procesados tienen altas dosis de glutamato monosódico, que es casi seguro que traerán problemas relacionados con el sueño.

2

4 Pasta

La pasta es uno de los mejores alimentos para comer si tienes hambre; sin embargo el problema es que es casi seguro que te van a conducir a un aumento de peso durante el sueño.

5 Helado

Esta es otra opción de snack que puede parecer conveniente, pero es realmente es una mala idea. El helado es una fuente muy alta de grasa y azúcar, que no podrás quemar una vez que vayas a la cama. Estarás subiendo de peso mientras duermes.

6 Una rebanada de pizza

Si tienes una rebanada de la pizza en el refrigerador, mejor debes de conservarla para el almuerzo. La pizza es altamente calórica y conducen al aumento de peso, pero también puede interferir con el sueño durante la noche.

3

7 Granos

Un tazón de cereales es una gran manera de empezar el día. El problema de comer un recipiente lleno de cereal antes de acostarse, es el equivalente a un montón de azúcar y carbohidratos que tu cuerpo no tendrá la oportunidad de descansar de verdad y dormir a pierna suelta

8 Chocolate de cualquier tipo

Muchas personas no se dan cuenta de que el chocolate es en realidad una fuente de cafeína, que es la última cosa que vas a querer tomar antes de acostarte. El café y el chocolate son como hermanos.

9 El alcohol

Un “shot” puede parecer una buena idea, pero en realidad estás jugando con las funciones de reparación de sueño. Aunque te sienta un poco somnoliento, tu calidad de sueño no será ideal y el reposo será ineficiente.

10 Chile

El chile no sólo está lleno de hidratos de carbono, sino que también es alto en calorías, por su propia naturaleza. No lo comas durante la cena.